Terapia Ocupacional – Enfermedad de Pick

La enfermedad  de Pick (un tipo de demencia frontotemporal) de tipo cortical muy poco frecuente, se caracteriza por alteraciones en el lóbulo frontal y en el temporal. Comienza entre los 50 y 60 años aproximadamente, con cambios precoces progresivos del carácter y del comportamiento.

La intervención desde la terapia ocupacional puede ser en los tres niveles establecidos por la C.I.F. o sea sobre la función / estructura, sobre las habilidades o sobre la actividad / participación.

Síntomas cognitivos: (suelen aparecen más tarde) deterioro del lenguaje (empobrecimiento, falta de fluidez, estereotipias), disminución de la memoria, alteración en las funciones ejecutivas (planificación y ejecución) y procesamiento mental lento. Hay muchas técnicas para intervenir sobre este aspecto, como ser técnicas de orientación a la realidad, multiestimulación, estimulación cerebral, etc. Desde la terapia ocupacional es aconsejable utilizar ejercicios confeccionados a partir de los intereses y preferencias de la persona para generar más compromiso, también se utilizan estrategias para mantener la ejecución de las AVD.

Síntomas conductuales: desinhibición social, tendencia al chiste y a la risa fácil, falta de responsabilidad y conducta sexual inadecuada. Presenta conducta de utilización. Estos aspectos se abordan mediante técnicas y estrategias para manejar diversas situaciones y comportamientos.

Premisas básicas para el manejo de síntomas conductuales desde la terapia ocupacional:

  • Brindar asesoramiento, información y  apoyo a los familiares y cuidadores.
  • Crear entornos constante, que generen confianza y seguridad, que sean familiares para evitar situaciones de estrés.
  • Evitar confrontar a la persona, no discutir.
  • Establecer canales de comunicación facilitadores, con mensajes concretos, claros y simples. Habilitar otros canales de comunicación a través de contacto corporal y / o visual.
  • Organizar rutinas diarias, que sean constantes y que equilibren la actividad con el descanso.
  • Simplificar la actividad, dividir la actividad en pasos.

Siempre hay que tener en cuenta que los síntomas se basan en el estado y personalidad previa de la persona que sufre la enfermedad.

Considero que el objetivo principal, desde la terapia ocupacional, sería: “conservar la ejecución de las actividades que comprenden al desempeño ocupacional de la persona afectada” o “minimizar el impacto que los síntomas  de esta enfermedad ocasionan en el desempeño ocupacional de la persona” para eso se implementan las técnicas y estrategias descriptas anteriormente.


Más videos sobre demencia frontotemporal:

  • http://www.youtube.com/watch?v=dP4PoUkVy0U&feature=related
  • http://www.youtube.com/watch?v=6CeIgIDQCTY
  • http://www.youtube.com/watch?v=Izsg4YvMq3U
Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Tu opinión es muy importante para mi

Si te gustó lo que escribí me encantaría recibir tus comentarios ¡Los espero!

  1. Hola Jimena.
    Soy estudiante de Terapia Ocupacional en España. Te escribo para solicitarte información de demencia por VIH. Si hay alguna institución que las trate de forma específica desde la terapia ocupacional.

    Esperando tu respuesta, te saludo atentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *