Robots como cuidadores de adultos mayores

Las tareas que desempeñan los cuidadores de adultos mayores podría ser sustituida por robots, los mismo asistirían a las personas mayores con dependencia en el baño, alimentación, cuidado del hogar entre otros servicios que estarían preparados para desempeñar.
Tienen la misión de dar cuidado y servicios médicos a personas dependientes con el fin de mantener la autonomía por el mayor tiempo posible, evitar la institucionalización o desconocidos brindando cuidados.
Los robots que ya están en el mercado hacen tareas de cuidados del hogar como, aspirar, lavar, cortar el césped, o cocinar estás son las denominadas actividades de la vida diaria instrumentales, las cuales pueden ser derivadas sin afectar la dependencia del adulto mayor.
Los que se proyectan para el 2015 sostendrían las actividades de la vida cotidiana básica, asistiría a la persona en la ejecución de tareas como alimentación, movilización, transferencias, vestido, arreglo y aseo personal y baño.
Considero que los beneficios que trae la incorporación de los robot en la vida de un adulto mayor pueden ser numerosos pero no excluye el contacto con cuidadores humanos que brindan cariño, calidez y buen trato lo que genera en los adultos mayores sentimientos de seguridad eliminando factores de riesgo como el sentimiento de soledad y/o aislamiento que lleva a conductas desadaptativas, trastornos psiquiátricos y mayor dependencia.
Las tareas que desempeñan los cuidadores de adultos mayores podría ser sustituida por robots, los mismos asistirían a las personas mayores con dependencia en actividades de baño, alimentación, cuidado del hogar, entre otros servicios que estarían preparados para desempeñar.
Tienen la misión de dar cuidado y servicios médicos a personas dependientes con el fin de mantener la autonomía por el mayor tiempo posible, evitar la institucionalización o la necesidad de desconocidos brindando cuidados.
Los robots que ya están en el mercado hacen tareas de cuidados del hogar como aspirar, lavar, cortar el césped o cocinar, estas son las denominadas actividades de la vida diaria instrumentales, las cuales pueden ser derivadas sin comprometer la dependencia del adulto mayor.
Los que se proyectan para el 2015 sostendrían las actividades de la vida cotidiana básica, asistirían a la persona en la ejecución de tareas como alimentación, movilización, transferencias, vestido, arreglo y aseo personal y baño.

Considero que los beneficios que trae la incorporación de los robot en la vida de un adulto mayor pueden ser numerosos pero no excluyen el contacto con cuidadores humanos que brindan cariño, calidez y buen trato lo que genera en los adultos mayores sentimientos de seguridad, eliminando factores de riesgo como el sentimiento de soledad y/o aislamiento que lleva a conductas desadaptativas, trastornos psiquiátricos y mayor dependencia.
Si te interesó el artículo podes leer más en Rehabilitación y medicina física
Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *