Robot para Personas Mayores

Los robots para las personas mayores se están utilizando cada vez más, son productos de apoyo de alta tecnología que entre múltiples tareas facilitan el desempeño ocupacional de las personas mayores.

Nadine es un Robot hiperrealista que fácilmente se puede confundir con un ser humano, es un androide realizado por la Universidad de Nanyang Technological de Singapur.

Nadine es una mujer de piel clara, tiene cabello castaño por los hombros y posee la capacidad de mirar a los ojos, de saludar, dar la mano e incluso recordar conversaciones pasadas.

 

Nadine tiene habilidades de comunicación e interacción social, capaz de ser empática y de responder a las emociones de las personas actuando de forma seria, alegre, triste según la lectura que realice acerca del lenguaje verbal y no verbal del interlocutor.

Nadine actualmente es la recepcionista de la Universidad de Nanyang Technological en Singapur, es capaz de sostener conversaciones complejas.

Una de los roles futuros de Nadine es la interacción con personas que requieren de contacto directo como ser compañía de personas mayores y niños.

Teniendo en cuenta la soledad en la que se encuentran muchas personas mayores este robot podría ser un recurso útil, un producto de apoyo para brindar contención y compañía a las personas de edad.

Articulo completo: Conoce a la increíble Nadine, un robot hiperrealista que fácilmente podrías confundir con un humano.

Soy Jimena Garriga y desde Plena Identidad expongo mi experiencia en Terapia Ocupacional y Psicogerontología buscando generar lazos académicos y profesionales que ayuden a mejorar la vida diaria de las Personas Mayores ¡Contáctame!

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *