La vejez no es una enfermedad

La vejez no es una enfermedad

La vejez no es una enfermedad, es una de las primeras lecciones que aprende e imparte un gerontólogo.

La vejez no es una enfermedad, es uno de los principales prejuicios “Cinco prejuicios sobre la vejez”. Los prejuicios tienen una profunda base de desconocimiento e ignorancia acerca de algo, por eso se realiza un pre juicio. Cuando realizamos asesoramientos, campañas, construimos espacios de intercambio de conocimientos podemos abolir los prejuicios y reemplazarlos por hechos, datos y saberes.

 

La Organización de la Salud (OMS) decidió incluir a la vejez como una de las enfermedades de la nueva clasificación del CIE-11 (Clasificación Internacional y Estadística de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud), aprobado en 2019 y que entrará en vigencia en enero de 2022.

Me sumo, como gerontóloga, a todo el conjunto de entidades, organizaciones y personas que se oponen profundamente a dicha decisión.  entendiendo que la misma profundiza la discriminación por edad, los estereotipos y prejuicios. Refuerza el edadismo y el viejismo.

Me imaginó en un futuro recibir un informe que diga: “diagnostico: vejez”. La vejez no es una enfermedad, es una etapa más del ciclo vital, como lo es la niñez.

Conceptos extraídos de Un enfoque de la salud que abarca la totalidad del ciclo vital (WHO/NMH/HPS):

Una perspectiva que abarca la totalidad del ciclo vital entraña esencialmente un enfoque optimista de la salud y da lugar a planteamientos de política. Ayuda a identificar cadenas de riesgos que se pueden romper y momentos en los cuales las intervenciones pueden ser especialmente eficaces.

El envejecimiento es un proceso que dura toda la vida.

Conceptos extraídos de Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud (OMS)

Un desafío importante es la enorme diversidad de los estados de salud y estados funcionales que presentan las personas mayores. Esta diversidad refleja los cambios fisiológicos sutiles que se producen con el tiempo, pero que solo se asocian vagamente con la edad cronológica.

Ante todo, es preciso superar las formas obsoletas de concebir la vejez, fomentar un cambio importante en la forma de entender el envejecimiento y la salud e inspirar la creación de enfoques transformadores.

Las estrategias para reducir la carga de la discapacidad y la mortalidad en la edad avanzada mediante hábitos saludables y el control de los factores de riesgo metabólicos, por lo tanto, deben comenzar a una edad temprana y continuar a lo largo de toda la vida.

Tomando el último extracto del documento elaborado por la OMS es esencial remarcar que desde la Terapia Ocupacional se interviene en la construcción de hábitos saludables para lograr un envejecimiento exitoso. La adquisición de comportamientos saludables en la vejez incide en la calidad de vida, en el estado de bienestar y en la percepción del estado de salud. Debe realizarse en etapas anteriores del ciclo vital.

La vejez no es una enfermedad.

La vejez no es una enfermedad

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Tu opinión es muy importante para mi

Si te gustó lo que escribí me encantaría recibir tus comentarios ¡Los espero!

  1. Hola Jimena:
    mi nombre es Leticia Márquez, soy técnica en acompañamiento terapéutico MP 8851, de la provincia de San Luis. Egresada de la UCCuyo, trabajo en e Poder Judicial de la provincia, dentro del Cuerpo Profesional Forense, y soy la Responsable del Dpto. Integral de acompañamiento en la vulnerabilidad y la discapacidad. (Único en el país).-
    Por otro lado mis prácticas (300 hs.) las realice en un geriátrico de la ciudad y pude recibirme, presentando una tesina sobre mi trabajo.-
    Estamos trabajando conjuntamente con la Municipalidad de la ciudad de san Luis, para que se apruebe una ordenanza en la que sea requisito obligatorio, contar en cada geriátrico con un acompañante terapéutico dentro del equipo interdisciplinario del mismo. Quedo a tu disposición para intercambiar experiencias y saberes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *