La capacidad funcional y la capacidad intrínseca

La capacidad funcional y la capacidad intrínseca

La capacidad funcional y la capacidad intrínseca son dos términos que desarrolla la organización mundial de la salud (OMS) en el Informe Mundial de Envejecimiento y Salud del 2015. Es muy importante saber distinguir estos dos grandes conceptos por los profesionales de la salud.

Según la OMS la capacidad funcional es la relación que se produce entre el individuo y el entorno en el que vive, y cómo interactúan. Asimismo se asocia a la salud y al valor de las actividades que nos permiten ser y hacer.

El envejecimiento saludable es el proceso de desarrollar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez.

Otros autores definen a la capacidad funcional como la facultad presente en un individuo para realizar las actividades de la vida diaria, sin la necesidad de supervisión. O sea la capacidad de ejecutar sus tareas y desempeñar sus roles, interactuar en los entornos y realizar las adaptaciones necesarias para acomodarse a los cambios propios del ciclo vital.

Por otro lado tenemos la definición de la capacidad intrínseca, que según la OMS, es la combinación de todas las capacidades físicas y mentales que un individuo puede utilizar en un determinado momento. Se vincula directamente con el concepto de independencia.

Pero no solo la capacidad de realizar las actividades determina la funcionalidad de la persona mayor, sino la interacción en los múltiples entornos donde habita, entornos reales de ejecución de las actividades. Esta interacción entre las capacidades del individuo y su relación con el entorno es la capacidad funcional.

La capacidad funcional y la capacidad intrínseca
La capacidad funcional y la capacidad intrínseca

En muchas ocasiones las herramientas de evaluación que utilizamos dan cuenta de la capacidad intrínseca pero poco de explora la capacidad funcional. Para la evaluación de la capacidad funcional es necesario analizar las estructuras y funciones corporales, las habilidades para ejecutar las actividades y el impacto que generan los factores personales y ambientales en dicha ejecución.

Desde la Terapia Ocupacional es impensable comprender el desempeño de las ocupaciones sin el estudio de la interacción de la persona con sus entornos reales de ejecución. Es sumamente importante el estudio de la capacidad funcional y la capacidad intrínseca, sin omitir ninguna.

Podes leer más acerca de La capacidad funcional y la capacidad intrínseca en estos artículos:

Soy Jimena Garriga y desde Plena Identidad expongo mi experiencia en Terapia Ocupacional y Psicogerontología buscando generar lazos académicos y profesionales que ayuden a mejorar la vida diaria de las Personas Mayores ¡Contáctame!

 

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *