Día Internacional del Ataque Cerebral

El día internacional del ataque cerebral se establece el 29 de octubre con el objetivo de difundir información para poder prevenir y detectar el padecimiento de un accidente cerebro-vascular.

El ACV o ataque cerebral es un episodio neurológico que se produce por la interrupción del flujo sanguíneo cerebral (isquemia) o por sangrado debido a la ruptura de una arteria cerebral (hemorrágico).

El ataque cerebral es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos. Pudiendo dejar como secuelas graves alteraciones mentales y/o físicas irreversibles, como ser: hemiparesia o hemiplejia, alteraciones del lenguaje (afasia, disartria, disfagia), alteraciones visuales (disminución del campo visual y alteraciones perceptuales), alteraciones conductuales, trastornos cognitivos.

Factores de riesgo:

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Tabaquismo.
  • Sedentarismo.
  • Obesidad.
  • Alcoholismo.
  • Colesterol alto.
  • Edad (a partir de los 55 años).

Desde la terapia ocupacional se interviene los tres niveles de prevención de la salud. En el primario desde promoción de la salud y prevención de la enfermedad con la construcción de patrones saludables de desempeño que se reflejen en rutinas organizadas y hábitos útiles.

En el secundario desde la asistencia se busca restaurar las funciones que declinaron, se interviene en las secuelas motrices, sensoriales y cognitivas para restablecer las habilidades y destrezas.

En el tercer nivel desde la rehabilitación encuadrando el enfoque de la modificación se enseñar estrategias y técnicas de compensación a través de ayudas técnicas y estructuración de los entornos.

El objetivo general es restablecer los niveles de funcionalidad y la participación social del individuo.


El dia internacional del ataque cerebral se establece el 29 de octubre con el objetivo de difundir información para poder prevenir y detectar el padecimiento de un ataque cerebral.
El ACV o ataque cerebral es un episodio neurologico que se produce por la interrupcion del flijo sanguineo cerebral (isquemia) o por sangrado debido a la ruptura de una arteria cerebral (hemoragico).
El ataque cerebral es la segunda cusa de muerte y la primera de discapacidad en adultos. Pudiendo dejar como secuelas graves alteraciones mentales y/o fisicas irreversibles, como ser: hemiparesia o hemiplegia, alteraciones del lenguaje (afasia, disartria, disfagia), alteraciones visuales (disminución del campo visual y alteraciones perceptúales), alteraciones conductuales, trastornos cognitivos.
Factores de riesgo:
Hipertensión arterial.
Diabetes.
Tabaquismo.
Sedentarismo.
Obesidad.
Alcoholismo.
Colesterol alto.
Edad (a partir de los 55 años).
Desde la terapia ocupacional se interviene en las secuelas motrices, sensoriales y cognitivas para reestablecer las habilidades y destrezas o enseñar estratejias y tecnicas de compensacion. Se apunta a que la persona que ha sufrido un ACV pueda reestablecer los parámetros de vida previos, logrando ejecutar las actividades que comprendian su desempeño ocupacional de la mejor manera posible. Para esto se iMás información:

Charlas informativas:

Más vídeos:

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Tu opinión es muy importante para mi

Si te gustó lo que escribí me encantaría recibir tus comentarios ¡Los espero!

  1. Pingback: ANDREW
  2. Pingback: GUY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *