Ciudades Amigables con las Personas Mayores

El programa Ciudades Amigables con las Personas Mayores es un proyecto mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a las ciudades a prepararse ante dos tendencias:

  • El envejecimiento rápido de la población
  • La urbanización creciente

El programa se dirige a identificar los factores del medioambiente, sociales y económicos que influyen en la salud y bienestar de las personas mayores.

El objetivo fundamental es “Adaptar las ciudades a las necesidades de las personas mayores para que puedan desempeñar una participación activa”. Como define la OMS “una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo”.


El programa maneja dominios de la vida urbana que influyen en la salud y en la calidad de vida de las personas mayores.

Estos dominios son:

  1. Espacios al aire libre y edificios;
  2. transporte;
  3. vivienda;
  4. participación social;
  5. respeto e integración social;
  6. participación cívica y empleo;
  7. comunicación e información y
  8. apoyo de la comunidad y servicios de salud.

Una de las treinta y tres ciudades que implementó el protocolo de investigación fue la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Desde la Terapia Ocupacional se puede llevar a cabo la evaluación de los diversos dominios, es decir de los entornos físicos y humanos, con el objetivo de reducir, eliminar y/o compensar las barreras arquitectónicas presentes en las comunidades y en los edificios públicos y privados. Esto favorece y facilita el desempeño ocupacional de las personas mayores, incrementando su integración y participación.

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *