Cinco prejuicios sobre la vejez

Los prejuicios sobre la vejez son variados. Hay prejuicios biológicos, psicológicos y sociales acerca del envejecimiento.

Un prejuicio es una idea basada o fundamentada en el sentimiento, en lo subjetivo y en lo irracional.

Prejuicios sobre la vejez - plenaidentidad

Estos son los prejuicios más comunes acerca de la vejez:

  1. La vejez es sinónimo de enfermedad: se estima que se incrementan los trastornos biológicos en las personas mayores de 75 – 80 años. Solo el 12% de los mayores de 80 años presentan algún tipo de discapacidad.
  2. No les interesa lo que los rodea, se aíslan. Esto es producto de ellos o de la sociedad, cuando no les pedimos opinión o cuando se sobreprotege a la persona mayor. Hay que entender que las personas mayores se sienten más seguros en su propio hábitat pero eso no es aislarse.
  3. Las personas mayores están institucionalizadas: en el país sólo el 1.3% de las personas mayores de 60 se encuentran en instituciones de larga estancia.
  4. Las personas mayores sufren caídas o accidentes frecuentemente, en realidad la cantidad es la misma en cualquier grupo etario lo que cambian son las consecuencias.
  5. Las personas mayores no son responsables, se olvidan o pierden cosas. Nuevamente, en las personas sanas la cantidad de olvidos o pérdidas es igual en cualquier grupo etario, la diferencia es que se cree que en la adolescencia se está enamorado, en la adultez estresado y en la vejez se padece demencia.

La base de la discriminación es la ignorancia y los prejuicios parten de la ignorancia, del desconocimiento acerca de la gerontología.

Los profesionales de la salud debemos brindar asesoramiento y psicoeducación para que se vayan aboliendo cada uno de los prejuicios que se conocen acerca de la vejez.

Más información en Vejez y Vida

Compartir en:Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Jimena Garriga

Lic. en Terapia Ocupacional de la Universidad de Buenos Aires, Especialista en Psicogerontología de la Universidad Maimónides, Coordinadora de Instituciónes Psicogeriatricas y de grupos de estimulación Cognitiva aplicada a la independencia cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *